Nani

03. Una casa / una barca

Ha poblado el mundo de personajes que siempre parecen estar en lugares donde no puedes tocar su corazón. Como si se hubiesen ido ya, aunque puedas estirar la mano y tocarlos. Pero es inútil tocarlos, su partida no es física. Quizá por eso uno de sus primeros trabajos premiados era una mujer tendida en un sofá, abrazada a él, con todos los sentidos extraviados de tal forma en ése mueble que ya no le cabía espacio alguno para amar a otra personas más. Y luego hizo un ángel hermoso, perverso, distante, presente. Y ahora esto, estos sujetos que no sabemos si caminan hacia su naufragio o han sobrevivido a él. No importa, como es habitual, están allí, pero es como si ya se hubiesen ido y te hubiesen dejado un espacio enorme de nostalgia en el cuerpo.

Javier Arévalo ( 2015 )

© 2015 Proyecto F5